Azucena: Características y consejos para cultivar

La azucena es una de esas flores que más vale prestarle atención, pero podemos tenerla en cualquier tipo de suelo. Pero, no sólo eso. Es aquella que puede ayudarnos con uno de los peores problemas: las estrías.

 Quizás te interese leer: Conoce las propiedades y beneficios que te ofrecen las plantas medicinales 

Nombre científicoLilium candidum
FiloMagnoliophyta
EspecieLilium candidum m
ClaseLiliopsida
OrdenLiliales
FamiliaLiliaceae
Si te interesan los cuidados de la planta azucena, sigue leyendo este artículo para que descubras todos los secretos de la azucena.

¿Qué es la azucena?

Dentro de la civilización mediterránea se le conoce a la azucena como una de las plantas más apreciadas. Esta es caracterizada por poseer un suave perfume, y solía ser plantada en los terrenos de los jardines minoicos. Esta es una especie de Lilium, que se constituye por al menos 110 especies.

Características de la azucena

Las azucenas son muy conocidas gracias a sus tallos, estos tienden a ser muy frondosos, en donde son formado sus bulbos que tienen una cierta forma escamosa (también, en algunos casos, es muy común encontrarlos desnudos) que la ayudan a sobrevivir el invierno.

Otra posibilidad es que esta especie desarrolle raíces en sus tallos, lo que hará que el bulbo crezca de forma natural en la profundidad de la tierra, y entonces cada año tendrá un tallo nuevo. Es como si cada vez saliese más y más de esta planta directamente de la tierra.

Consejos para cultivar la azucena

azucena

La azucena se conoce por ser una de las flores más frágiles que se pueden cultivar, pero debes saber que los bulbos son capaces de nacer en todo tipo de suelo si este tiene todas las condiciones que se hacen necesarias.

Deberás preparar la tierra

    En el suelo, colocarás un poco de tierra en una maceta. Esta debe abarcar un máximo de 15 centímetros de grosor en su superficie. ¿Qué se logra con esto?, que la azucena tenga muchas más posibilidades de drenar de manera correcta, como también de absorber los nutrientes.

En cuanto a los hoyos

    Puedes tomar una pala de jardinería con la finalidad de que realices hoyos que tengan una profundidad máxima de 7,5 centímetros. Cada uno de estos deberá estar perfectamente separados por unos 30 centímetros. Recuerda que todo es cuestión de la matemática que vayas a usar.

En cuanto a la plantación

En cada hoyo deberás colocar la harina de hueso. Este será el fertilizante que ayudará a que la azucena se pueda desarrollar de la forma más óptima posible. Luego de esto, sus bulbos deberán ser cubiertos con la tierra, y agregarás agua sin llegar a saturarla.

Propiedades de la azucena

Las propiedades de la azucena tienen que ver con los activos de flavonoides y polisacáridos. Esto quiere decir entonces que se tiene en consideración dentro de las plantas que actúan como analgésicas, antiinflamatorias y diuréticas. Para la piel, puede usarse como tópico para quemaduras, úlceras, irritación y acné.

Si se busca tratar alguna contusión, las flores de azucena se remojan en licor. Si se les baña en aceite es posible que ayude con los dolores de oído y las estrías que les salen a algunas mujeres en los senos. ¡Vaya que es una buena razón para plantarla!

Deja un comentario