Madreselva: ¿Cuáles son las plagas que más afectan su crecimiento?

La madreselva es un arbusto que no está demás tener en nuestro jardín, pero debes saber que se debe ser extremamente cuidadoso con ellos. En este artículo te hablaremos un poco acerca del por qué.

 Quizás te interese leer: Conoce las propiedades y beneficios que te ofrecen las plantas medicinales 

Nombre científicoLonicera
ReinoPlantae
DivisiónMagnoliophyta
ClaseMagnoliopsida
OrdenDipsacales
FamiliaCaprifoliaceae

Aparte, conoce detalles importantes respecto al cuidado, y qué hacer cuando la madreselva sufre de plagas.

¿Qué es la madreselva?

La madreselva, aunque también podemos hacer referencia a ella como “pata de cabra” o “chupamiel”, es una planta que responde al nombre científico de “Lonicera caprifolium”. Su familia botánica es la de los Caprifoliaceae, normalmente se encontró de forma natural en Europa meridional. ¡Vaya ejemplar!

Entre los arbustos trepadores, tal cual como lo es este, se caracteriza por ser uno de los que tiene un periodo de mayor rapidez en cuanto a su crecimiento. Las hojas que el mismo posee son totalmente perennes, la forma de estas es oval, glaucas y, por debajo, brillantes. ¡Interesante!

El momento de florecer de la madreselva se da en la primavera, el aroma que esta desprende es realmente agradable, divino de oler sobre todo en las calurosas noches. En cuanto a sus flores, podemos encontrarnos un poco de variedad. Pues, estas pueden resultar de un color rojo, amarillo o, inclusive, un blanco limpio.

Son arbustos que, por naturaleza, dan frutos. Esta trata de una baya que tiende a ser rojiza, o anaranjada. No hay que dejarse confundir por la buena pinta que nos brinda su apariencia, bajo ningún motivo se debe consumir. Es totalmente tóxico, y si se ingiere, puede ser que la persona reaccione con vómito, molestias estomacales, o diarrea.

Cuidados de la madreselva

madreselva

Si decides tener una madreselva debes saber que es necesario mantenerla protegida de que le dé directamente el sol. Pero, no te dejes engañar, estas necesitan mucha luz. El truco es proporcionárselas de una manera ya filtrada.

Para el riego es importante que se evite el encharcamiento. Los suelos permanentemente húmedos no son para nada su estilo, de hecho, tolera mejor la sequía. Es por ello que será mejor que, en verano, la riegues solo una vez cada 3 días. De resto, será mejor que pase cada 5.

De vez en cuando, entre los cuidados de la madreselva, surgirá la necesidad de podarla. Lo ideal es que le proporciones una forma tupida. Se aconseja hacerlo, sobre todo, en tiempos de primavera. De esta manera te aseguras de que su crecimiento sea reanudado. Pero no cortes más de 4 pares de hojas por ramas.

Plagas de la madreselva

Entre las plagas y enfermedades que puede sufrir no hay otra más que los pulgones, los cuales son insectos muy pequeños que poseen un color verde. Estos suelen atacar en tiempos de verano, ya que la temperatura se mantiene cálida y el ambiente es seco en general.

La manera de prevenirlo será que le apliques algún tratamiento con un poco de Aceite de Neem. En caso de que ya posea la plaga, lo mejor será usar en ella algunas infusiones de ajo o cebolla, si se encuentra muy plagada ya habrá que pasar a insecticidas.

Deja un comentario