Morera: Características principales

La morera es un árbol de sombra que puede que te lo hayas topado más de una vez en las calles, sólo que no sabías de cuál ejemplar estabas recibiendo protección contra los rayos del sol.

 Quizás te interese leer: Conoce las propiedades y beneficios que te ofrecen las plantas medicinales 

Nombre científicoMorus alba
ReinoPlantae
DivisiónMagnoliophyta
ClaseMagnoliopsida
OrdenRosales
FamiliaMoraceae

En este artículo te contaremos un poco de la historia de la morera, como también sus características y cuidados básicos. 

¿Qué es la morera?

Cuando hablamos acerca de la morera estamos haciendo referencia al conocido árbol de la ruta de la seda. Estos se pudieron encontrar originalmente en Asia, específicamente en las zonas templadas de dicho continente, donde ganaron popularidad por ser usados como un adorno para los jardines y las calles.

Pertenece a la misma familia que la zarzamora o el morus nigra. Pero este es el que alcanza una mayor altura de los tres. Históricamente se ha dado su cultivo con la finalidad de que sirva de alimento para los gusanos de seda. Vaya que tiene importancia.

Estuvo como un árbol desconocido hasta que, en el siglo VI, se estableció la ruta de la seda por parte de los monjes nestorianos. Esta era una gran red de caminos que tenía la posibilidad de unir a Aria con Europa. Llevando su nombre porque, principalmente, se usaba para transportar seda.

Características de la morera

morera

Entre las principales características de la morera tenemos que es un árbol que destaca por tener un color verde brillante, a parte de una sombra muy frondosa. Este quizá es el motivo por el cual ha quedado tan bien a través de los años para el uso decorativo.

Estamos hablando entonces de que posee una copa muy ramificada, que a su vez es redondeado. Las hojas se alternan entre sí, las mismas pueden ser ovadas, lobuladas, o enteras que poseen márgenes dentados. Los jóvenes se verán siempre más brillantes que los que ya tienen una cierta antigüedad.

La consistencia de las hojas es totalmente blanda, quizá por esto se han mantenido como el único alimento que son capaces de ingerir los gusanos de seda. En el morus nigra podemos notar que es todo lo contrario. Posee frutos compuestos que se forman a base de pequeñas drupas.

Reproducción de la morera

La reproducción de la morera se la podemos atribuir a la plantación de semilla, pero también a los esquejes. Algunas variedades son obtenidas mediante el injerto de yema o de púa. Para aquellos que les interesa, la siembra directa se debe llevar a cabo en primavera u otoño.

Enemigos de la morera

Los principales enemigos de la morera siempre han sido los pulgones, se podría decir que sufren cuando son atacados especialmente por estos. La buena noticia es que, usualmente, los estragos que causan no suelen ser grandes. Los ácaros y el oídio son otros de los problemas más comunes.

Poda de la morera

Debes saber que, por excelencia, la morera es un árbol de sombra. Entre los tipos de poda encontraremos la de formación y la de mantenimiento. Al principio aplicarás la primera, de la manera que prefieras. Ya luego sólo tendrás que hacerle la segunda.

Deja un comentario